Columnista

¿Cómo re-pensar los procesos educativos?

Columnistas Eduard Toro Concejal Ibagué

En las últimas décadas, el mundo en su proceso de globalización ha sufrido una transformación y un avance a pasos agigantados, que exige un conocimiento de las nuevas formas y técnicas, y unido a esto, una capacidad de manejar los recursos necesarios, que se convierten últimamente en indispensables, como lo son los medios tecnológicos.

La sociedad actualmente se mueve por la tecnología, pues hoy día la economía, la política, las relaciones humanas y en general, el qué hacer humano, se desenvuelve en el mundo tecnológico que, en cierta medida, ha facilitado las relaciones y los diferentes oficios de la vida en todos los campos; sin embargo, es bueno hacer una reflexión seria sobre la incidencia de la tecnología y los elementos tecnológicos en la vida humana, sobre todo, concentrándonos en el uso o manipulación que el hombre hace de ellos, pues, pareciera que fuera la tecnología la que manejara a los hombres y no los hombres quienes manejaran la tecnología.

Al hablar sobre educación, lo primero que es necesario mencionar, es que no puede ser esta indiferente a la situación que se vive, antes bien, debe impregnarse de lo que sucede actualmente para lograr llevar adelante y exitosamente los procesos de formación, tanto en las áreas propias del saber, como en el campo personal, pues es esta la sinergia que debe existir para formar verdaderos profesionales, ya que se deben formar individuos que deben estar, más que nada, en un proceso diario de humanización y personificación que los lleve a tener una formación integral, motivo por el cual, no se puede caer en el error de querer formar únicamente cerebros, pues los estudiantes no son dispositivos de almacenamiento, por el contrario, son un conjunto de muchas situaciones y dimensiones complejas y numerosas, tantas como seres humanos hay.

Por último, es importante mencionar que la educación debe estar abierta al cambio, con una flexibilidad tal, que le permita acomodarse, tanto a la realidad particular, como a la realidad global, haciendo un buen uso y aprovechamiento de las herramientas tecnológicas y virtuales, que acortan distancias y permiten acceder a programas de cualquier país del mundo, así como, a sostener las actividades académicas en un caso como el actual, en que se debe permanecer en casa, pero sin suspender las actividades académicas.

Sin duda alguna, la educación debe sumergirse en los ambientes virtuales.

Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué
Galeria Eduard Toro Concejal Ibagué